El agua: una responsabilidad desde el manantial

cuencasINT3x500

Río Chicamocha en la reserva Marcura

Una meritoria labor desarrolla Bavaria desde todos los frentes hacia la preservación, cuidado y aprovechamiento del líquido más preciado para nuestra sostenibilidad y elemento vital para nuestra operación: el agua.

Para nadie es un secreto que sin agua las cervecerías y malterías no pueden funcionar. Por esta razón, una de las directrices de la Compañía está enfocada hacia la conservación y correcta utilización de nuestra principal materia prima.

Ha sido un compromiso cuyos resultados saltan a la vista. Del año 1999 al 2014 hemos alcanzado una reducción por encima del 69% en el consumo de agua, lo que significó bajar de 9,8 a 3,02 unidades de agua utilizada por unidades de cerveza producida.

Este logro es la consecuencia de las acciones multidisciplinarias internas –encabezadas por la Vicepresidencia Técnica– que se dirigen hacia el óptimo aprovechamiento del agua a través de estrategias de reducción de consumo y al mejoramiento de los vertimientos de las cervecerías, de acuerdo con los exigentes parámetros de SABMiller.

De igual forma, la División de Desarrollo Sostenible de la Compañía trabaja para la conservación del recurso hídrico antes de que estas corrientes lleguen a las plantas, en una tarea que comienza mucho más arriba, en los páramos y zonas altas de las montañas y que consiste en proteger, conservar y preservar el medio ambiente para asegurar los nacimientos de agua.

Dentro de la política corporativa sobre la protección de cuencas se busca asegurar la sostenibilidad compartida de los recursos hídricos naturales. Es decir, que nuestro negocio, las comunidades locales y los ecosistemas compartan en el territorio el acceso ininterrumpido al agua potable, segura y limpia.

Cada una de las cuencas que surten a nuestras plantas cuentan con una estrategia sostenible y concreta, por iniciativa propia y gracias a la relación con autoridades ambientales regionales: El río Magdalena, a la Cervecería de Barranquilla; la quebrada Doña María, a Cervunión; el río Suratá, a Bucaramanga; el Chicamocha, a Boyacá; la cuenca alta del río Bogotá, a Tocancipá y Tibitó; el Cauca, a la Cervecería del Valle. Por su parte, la Maltería Tropical capta el agua de unas lagunas naturales cercanas a sus instalaciones.

La más reciente de estas acciones se ubica en el municipio boyacense de Paipa, más específicamente en la reserva natural de Marcura, sitio en el cual el río Chicamocha se encuentra en su fase inicial y es vital para su desarrollo y óptimo recorrido que el origen esté protegido.

Allí, Bavaria realizó el aislamiento de 146 hectáreas de conservación de bosque nativo, actividad hecha en alianza con Corpoboyacá (autoridad regional ambiental), la Alcaldía de Paipa y el acueducto veredal de Peña Negra. Para resaltar, se realizó un piloto de 2 kilómetros (de los 5,8 del aislamiento) con postes fabricados ciento por ciento con material reciclado extraído de los envases de Pony Malta Pet.

De acuerdo con Héctor Walteros, profesional en Gestión Ambiental de Bavaria, “cada día la sociedad exige a las empresas ser buenos ciudadanos corporativos por lo que el compromiso ambiental de Bavaria y sus colaboradores, sin duda, nos seguirá posicionando como líderes naturales”.

La próxima actividad será en unas semanas. Se organizará en todas las cervecerías e involucrará a los trabajadores de Bavaria y a sus familias. El propósito es sembrar árboles en las cuencas de los ríos que surten a nuestras plantas y así asegurar su sostenibilidad en el tiempo. Con la intervención de todos, aportaremos a dejar el mejor legado a las futuras generaciones en un planeta con las mejores condiciones de vida.