50 años de fiesta vallenata

Del 26 al 30 de abril se celebrarán cinco décadas del Festival Vallenato en su sede oficial, Valledupar.

 

Será una fiesta sin precedentes en la que se rendirá un homenaje a los gestores del evento: Rafael Escalona, Consuelo Araujo Noguera y Alfonso López Michelsen, quienes en 1968 quisieron unir la magia, las costumbres, las vivencias y el paisaje de esta tierra que inspiran las letras del vallenato interpretadas al son de caja, guacharaca y acordeón.

El acordeón llegó desde Europa a Colombia en el siglo XIX por La Guajira y nuestros músicos lo modifican para lograr las notas típicas del vallenato. Por su parte, la caja es un  instrumento africano, elaborado en principio con troncos huecos y cuero animal, es el encargo de la percusión. Finalmente, la guacharaca es un instrumento indígena que viene acompañado de un peine o trinche que sirve para raspar la superficie corrugada.

El vallenato es uno de los géneros emblemáticos de nuestra cultura colombiana, su sonoridad, que incluye merengue, paseo, puya, son y tambora lo han llevado a todos los rincones del mundo, al punto de ser declarado Patrimonio Cultural e Inmaterial de la Humanidad por la Unesco, un motivo más para celebrar la más grande fiesta vallenata.

Durante cinco días Valledupar se engalana para rendirle honor a la cultura y premiar lo mejor de este género que refleja la riqueza del folclor colombiano. La competencia principal es la elección del Rey de Reyes, que se celebra cada diez años desde 1987, en la que solo pueden participar aquellos que ya han sido coronados como los mejores en las ediciones anteriores.

Además se premia: la mejor canción inédita, al Rey vallenato de la piquería, y los grupos piloneros, uno de los vestigios culturales más importantes que tenemos en la región Caribe y que le dan vida al Festival.

Bavaria se une a la fiesta y reconoce que el Festival de la Leyenda Vallenata es un tesoro del folclor y una de las #TradicionesQueNosUnen como colombianos.